Cómo hacer un taller creativo con éxito

Si eres una persona creativa, se te habrá pasado por la cabeza realizar algún taller. En realidad, es una fase por la que todos pasamos cuando queremos ganar visibilidad, clientes o beneficios. Es muy importante tener un buen plan preparado para poder demostrar tus habilidades creativas a otras personas.

 

Nosotros en skilbo hemos presenciado muchos talleres y finalmente hemos reunido algunas de las características esenciales para tener éxito.

 

1. PLANIFICA TU OBJETIVO

Realizar un taller es como emprender o engendrar un proyecto. Tienes que empezar por el final. ¿Dónde quieres llegar con tu taller? ¿Cuál es tu objetivo? ¿Vender producto? ¿Facturar una cantidad determinada?

 

Todo esto lo tienes que tener muy claro antes de empezar a planificar el programa de tu taller. Reconociendo la meta podrás calcular los pasos milimétricos que debes tomar para alcanzar tu objetivo.

 

Por ejemplo, si nosotros queremos seguidores, vamos a tener que comunicar muy bien los medios por los que queremos que nos conozcan. En tu taller puedes incluir incentivos para que la gente te siga en las redes. Ten el objetivo siempre a la vista y encontrarás herramientas para conseguirlo.

 

Tipos de objetivos con los que plantear tu taller:

 

  • Seguidores para tus redes
  • Visibilidad
  • Ventas de tu propio producto o de terceros.
  • Inscripción a otros talleres

Hay muchos otros objetivos pero marcándote alguno de estos, verás más claramente dónde tienes que llegar.

 

2. CREA UN PROGRAMA CLARO

Las personas que vendrán a tu taller tienen mucho interés en lo que haces pero nuestro tiempo es realmente breve. Improvisar es bueno solo si se ha practicado cientos de veces antes.

 

Como si de una novela se tratara, tu taller tiene que tener una introducción, un cuerpo y un desenlace. Prueba que tu introducción guarde algo de misterio para lo que sea la parte central de tu taller y termínalo con un final que te deje con ganas de más. Si consigues un hilo argumental en tu taller, sea de la disciplina que sea, tendrás a tu público deseando participar en el siguiente y el éxito vendrá solo.

 

Por ejemplo, si realizas un taller de scrapbooking, prepara una introducción a esta disciplina explicando en qué consiste pero no te extiendas demasiado para no perder el interés. El cuerpo central en el que detallas la parte práctica tiene que ser divertido y sobretodo resolutivo. Debes resolver todas las dudas que puedas para que haya sensación de aprendizaje. El final debe guardar alguna sorpresa que deje a tus asistentes con ganas de volver. Cuando tengas tu guión establecido en varios puntos, luego focaliza en la información de los puntos intermedios. Este esquema te ayudará a no olvidarte partes y que tu taller esté más ordenado y estructurado.

 

3. DEMUESTRA TUS HABILIDADES

Puede sonar obvio, pero muchas personas se olvidan de demostrar lo que saben en un taller. No se trata de solo explicar una clase, hay que demostrar la calidad en algún momento del taller para crear un efecto wow de admiración a tus asistentes. Si eres buen@ con la acuarela, no te olvides de hacer alguna presentación de trabajos que has realizado previamente o de practicar con ellos mientras están trabajando. Lo importante es que puedas demostrar tu creatividad en un par de ocasiones pero sin excederse. Sobretodo no te olvides de analizar la situación en todo momento para saber si todavía te siguen o si se pierden.

 

4. SORPRENDE

No hay nada peor que un taller aburrido. Recomendamos siempre que tu taller tenga uno o varios ganchos que atraigan la atención de los oyentes. Corta tus clases de vez en cuando para ofrecer un obsequio, mostrar un vídeo o cuenta una anécdota interesante.

 

Una persona que se sorprende en un taller es una persona que repite y que volverá a tu taller en la próxima ocasión. Esta es la mejor manera de fidelizar a un cliente.

 

Maneras de sorprender en un taller:

 

  • Ofrece un tentempié de proximidad que valga la pena.
  • Muestra algún vídeo del tema que estás tratando.
  • Regala obsequios relacionados con la disciplina que estudiáis.
  • Trae algún invitado sorpresa.
  • Haz sorteos y/o concursos dentro del taller.
  • Realiza un mural con fotos o una exposición con los artículos que han creado tus asistentes.

 

5. RESUELVE DUDAS Y MANTÉN EL CONTACTO

Para el desenlace de tu taller, guárdate siempre 10 minutos para resolver dudas, no puedes irte con temas por terminar. Ata todos los cabos sueltos pero asegúrate que tus alumn@s se quedan con ganas de más.

 

No te olvides de enviarles un formulario para saber qué les ha parecido tu taller y qué harían para mejorarlo. Esta información es la clave para determinar hacia donde tienes que dirigir tu exposición. Aprovecha este formulario también para conseguir su contacto para futuros talleres y/o ventas.

 

Pero ahí no acaba todo, cuando tus clientes se vayan a casa es cuando más activ@ tienes que ser. Recuerda que el taller solo es parte del objetivo que te has marcado al principio, así que si quieres vender tus productos, tus servicios, o más talleres, debes estar siempre disponible para ayudar.

 

Prepárate un correo electrónico de cortesía para agradecer su asistencia a tu taller y ya estarás list@ para enviarles el siguiente que estés preparando.

 

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a lanzarte para preparar nuevos talleres y lo hagas con skilbo. Nosotros te ayudaremos a que tu taller tenga alas y empieces a volar con tu creatividad e imaginación.

Si tienes dudas siempre puedes escribirnos a info@skilbo.com con tus preguntas. ¡Respondemos siempre!

No votes yet.
Please wait...
Categories: Sin categoría

No comments yet, be the first to leave one!

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their respective authors, and not necessarily the views of this web portal. Members are requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice or explanations.

Your email address will not be published. Required fields are signed with *

*
*